Jamón Curado en la Alpujarra

Reserva de la Biosfera
Jamón 100% Natural & Artesano

Sierra de Trevélez

La Alpujarra es una comarca con una importante protección como Patrimonio Histórico, al tener declaradas como Bien de Interés Cultural dos amplias zonas de la misma: El Conjunto Histórico del Barranco del Poqueira y el Sitio Histórico de la Alpujarra Media y La Taha, conformando entre ambos, que son limítrofes, el espacio protegido patrimonialmente más amplio en Europa.

Entre los escritores que se han dedicado a esta región hay que destacar a dos. El primero es el hispanista inglés Gerald Brenan, el cual inmortalizó la localidad de Yegen (Alpujarra de la Sierra). Para conocer esta región, su evolución y significado, es imprescindible leer «Al sur de Granada», obra que realizó entre los años 1920 y 1930 desde la residencia que tenía en el pueblo de Yegen. El segundo autor en importancia es Pedro Antonio de Alarcón, escritor de Guadix que llevó a cabo, cincuenta años antes, un viaje por la comarca, con el resultado final de su libro «La Alpujarra».

Algo que impresiona a todo viajero que llega a esta comarca es la arquitectura de sus pueblos. Son núcleos de calles estrechas, torcidas, empinadas y adaptadas a posibles nevadas, con la característica de la privatización del espacio público, mediante los tinaos. Los terraos (cubiertas planas), están hechos con launa, una arcilla impermeable abundante en la comarca, extendida sobre el cañizo o sobre losas de piedra o de pizarra, soportadas por vigas de madera. En los meses de otoño e invierno, pueden verse

mazorcas de maíz u otros productos de la tierra extendidos sobre estos terraos para su secado, o ristras de pimientos colgadas junto a las ventanas o en algunas chimeneas. También destacan los tinaos, lugares públicos de tránsito, bajo espacios privados. Otro aspecto original de la arquitectura de estos pueblos es el de las variopintas chimeneas, de formas piramidales y cilíndricas, que tienden a funcionar gran parte del año.

Un elemento a destacar es la artesanía Alpujarreña, que se puede considerar heredera de los pueblos que habitaron la comarca en el pasado: mozárabes, árabes, bereberes, moriscos, etc.

Lo más importante y que conserva mayor tradición es la confección de tejidos, especialmente jarapas. En los últimos años se han instalado en la comarca numerosos talleres de artesanía que, además de los telares, han relanzado la cerámica e incluso la orfebrería. Esto ha hecho que numerosos artistas y artesanos, junto a músicos, pintores y poetas hayan escogido la Alpujarra Granadina como lugar de residencia.

Parque nacional de Sierra Nevada

Bien de Interés Cultural

Situado en el sur de la Península Ibérica, el macizo de Sierra Nevada alberga el Parque Nacional de las Altas Cumbres (Mulhacén con 3.482 m y Veleta con 3.392 m, y otros veinte picos más con 3.000 metros de altitud, lo que le convierte en el techo de la península ibérica.). Un privilegiado territorio donde se encuentran las mayores riquezas en biodiversidad vegetal de toda Europa, ecosistemas únicos en el mundo y paisajes glaciales. 86.000 hectáreas protegidas con la máxima figura jurídica y ambiental.

La declaración de Parque Nacional se produjo en 1999, con el consenso de todos los grupos políticos presentes en el Parlamento Español en aquel momento y tras la petición unánime de los representantes parlamentarios autonómicos de Andalucía. la LEY 3/1999, de 11 de enero, por la que se crea el Parque Nacional de Sierra Nevada (BOE, nº 11, de 13 de enero de 1999). Desde la declaración como Parque Nacional, la titularidad de la gestión ha sufrido alteraciones básicas para la seguridad jurídica del territorio.

En un principio fue de gestión estatal, más tarde pasó a ser de titularidad compartida entre el Estado y la comunidad autónoma. En 2004, una sentencia del Tribunal Constitucional aceptaba la petición de la Junta de Andalucía y concedía la gestión, de forma única al gobierno de la comunidad autónoma, que definitivamente es el garante de la gestión del Parque Nacional a través de un organismo específico de dirección englobado en la Consejería de Medio Ambiente.

Jamón en la reserva de la biosfera

El Parque Nacional de Sierra Nevada está rodeado de otro gran territorio de influencia que posee la categoría jurídica de Parque Natural, con 189.000 hectáreas protegidas. Por este motivo, y debido a que la gestión es realizada de forma conjunta para los dos territorios, Andalucía ha creado la figura de Espacio Natural de Sierra Nevada, que incluye los dos parques. La reserva impresiona por ser un extenso macizo montañoso con un relieve compacto y por tener la cima más alta de la Península Ibérica, el Mulhacén con 3.482 metros. Integrado en la cordillera Penibética, se extiende desde el sudeste de Granada hasta el extremo occidental de Almería. Debido a su gran variedad paisajística y a poseer unos valores

naturales exclusivos, ha obtenido diversas figuras de protección. Además de ser Parque Natural y Parque Nacional, está reconocido internacionalmente como Reserva de la Biosfera. La climatología y la diferencia de altitudes han posibilitado que en su interior crezca un gran número de plantas, especialmente adaptadas a las difíciles condiciones. En la alta montaña, como en el Veleta o en el Tajo de los Machos, al refugio de roquedos y entre las grietas naturales de la roca, se puede disfrutar de la identificación de especies exclusivas como la violeta de Sierra Nevada o la estrella de las nieves. A esta altitud, también se localizan hermosos valles de origen glaciar como el de Siete Lagunas.