¿Puedo comer jamón durante el embarazo?

¿Puedo comer jamón durante el embarazo?

Acerca del Autor

Jamones Nevadensis es una empresa familiar que ha sabido mantener los procedimientos artesanales, transmitidos desde hace casi 200 años por generaciones de artesanos, dedicados a la elaboración del jamón de Trevélez, a los pies del Mulhacén en pleno Parque Nacional de Sierra Nevada.

Te enteras de que estás embarazada y de repente no sabes qué puedes o no comer. Esto puede hacer que las madres se sientan perdidas. El no poder comer jamón durante el embarazo es una de las prohibiciones que peor llevan las embarazadas.

Jamón Serrano es un Alimento Saludable

Todos sabemos que el Jamón Serrano es un alimento saludable que aporta proteínas y grasas de calidad. La carne del jamón es baja en calorías, protege el sistema cardíaco y circulatorio, reduce el colesterol, y es rico en casi todas las vitaminas que nuestro organismo demanda. Es antioxidante, tiene un alto contenido en vitamina E y puede ser una excelente alternativa al consumo de carne. El jamón ibérico es una fuente de vitaminas, pero no sólo de la E, sino que también provee de buenas dosis de la B1, B6, B12 y ácido fólico, que resulta muy beneficioso para el sistema nervioso y para el buen funcionamiento de nuestro cerebro.

Evitar Carnes Crudas

No obstante, tiene que tener cuidado cuando estás embarazada. Si la mujer no ha pasado la toxoplasmosis se le recomienda evitar las carnes crudas o poco cocinadas por el riesgo de contraer esta enfermedad durante la gestación. La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por el parásito toxoplasma gondii. Se transmite de animal a persona. La única forma de transmitirla de persona a persona es cuando la mujer está embarazada y puede transmitírsela a su bebé. Si la mujer no ha pasado la enfermedad hasta el momento de estar embarazada, es prácticamente imposible que la contraiga durante los meses de gestación comiendo lo mismo que comía antes. Aunque la toxoplasmosis puede causar leves síntomas o problemas en la madre, puede ser muy peligrosa para el bebé si se contrae durante el embarazo.

Nuevas investigaciones

Sin embargo, nuevas investigaciones demuestran que el riesgo del jamón curado tal vez no es tanto como pareciera. Aunque todavía no estamos en el punto de afirmar que consumir jamón en el embarazo es seguro, las investigaciones van por muy buen rumbo. "Se está comprobando cómo el tiempo del proceso de curación, el contenido en sal y otros factores hacen inviable en el tiempo la supervivencia del parásito de la toxoplasmosis", dicen los expertos

Congelar el Jamón

El jamón serrano tiene una capacidad muy escasa, en condiciones normales, de transmitir la toxoplasmosis a quien lo ingiere; no obstante, quien quiera disponer de una seguridad adicional puede optar por congelarlo en su congelador doméstico para mayor tranquilidad. Según una Guía de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica, se recomienda consumir carne cocinada y bien hecha a más de 66º C, o carne o embutido congelados durante 24 – 48 horas, debido a que el parásito se destruye a temperaturas de -20ºC en 24 horas siempre que hayan estado congelados durante unos días, y hayan sido descongelados lentamente.

Jamón con más Curación

Creen que cuanto más curado esté en el jamón, menos riesgo de contraer toxoplasmosis en el embarazo. Los jamones con denominación IGP de Trevélez de la categoría 3 se someten a un proceso de curación que dura al menos 20 - 23 meses. Estas normas de calidad acaban con el parásito toxoplasma. Cuántos más meses de curado, periodos superiores a 24 meses, se ha visto claramente que es más seguro. El jamón de Trevélez sigue un proceso de curación controlado, siempre de forma muy exhaustiva por los consejos reguladores respectivos que es su verdadera garantía.

Recuerda, siempre consultar con tu medico.

Más del Mundo del Jamón