La Historia del Jamón en España

La Historia del Jamón en España

Acerca del Autor

Adrian es tanto nuestro Jefe de Calidad y Seguridad Alimentaria como nuestro superhéroe de Atención al Cliente. Sabe la palabra por "jamón" en, por lo menos, seis idiomas. Apasionado del jamón de Trevélez y la cerveza.

¿Cuál es el Origen del Jamon en España? En la historia del jamón vemos que durante mucho tiempo, el comer carne de cerdo era símbolo de nobleza y señorío, y todo lo que estaba en relación con su sacrificio y elaboración era signo de distinción.

El cerdo y el jamón serrano, es y ha sido uno de los elementos más característicos de España, representante fundamental de la cultura Española, en la mayoría de ocasiones presente en nuestros platos y comidas. Su éxito puede deberse a que, de este animal, se aprovecha absolutamente todo (el morro, las orejas, los pies,etc.).

El cerdo ha estado con el hombre desde el principio de su era, satisfaciendo todas sus necesidades. Así pues, se convirtió en algo esencial en las despensas de cualquiera.

En la época de los celtas, el cerdo era una pieza fundamental en sus vidas, considerándolo indispensable en su alimentación.

Historia del Jamón y su Salazón

Las fases de salazón y curado del jamón serrano y otras piezas del cerdo que se usan actualmente, vienen ya de la antigüedad, donde eran utilizadas para que se conservara bien la carne. Dichas técnicas de elaboración son actualmente utilizadas, aunque perfeccionadas en algunas cosas, con el fin de mejorar el producto. Por ejemplo, en la antigüedad se realizaba la salazón, pero de todo el animal entero.

Antiguamente elaborado en las serranías españolas, el jamón ha ido extendiéndose durante siglos por todos los lugares del país, hasta adaptarse a las peculiaridades de cada una de las cocinas regionales. En época del Imperio Romano ya se curaba en algunos lugares de la Península.

Historia del Jamón y su Tradición

El jamón, hoy, independientemente de su calidad, es un producto muy habitual en la mesa española, y se utiliza tanto para el aperitivo, para preparar canapés, cocinar o hacer bocadillos y sándwiches para las meriendas. Su versatilidad es muy amplia, aunque la mejor forma de degustar un buen jamón es solo, con pan y un vaso de vino.

Historia del Jamón y Trevélez

La Historia del Jamón en la Alpujarra, EspañaTrévelez es la zona donde está nuestro secadero Nevadensis, se encuentra situado al suroeste del Mulhacén, a 1.476 metros de altitud, con un desnivel entre sus barrios de 200 metros que caen por su ladera hacia sus dos ríos, "el Chico" que se encuentra a la izquierda y "el Grande", a la derecha.

Gracias a sus peculiares condiciones climáticas, Trevélez goza de gran fama en lo que se refiere a sus jamones, los cuales toman un sabor muy especial durante su curación.

En 1862 la reina Isabel II les prestó su sello Real y, dicho sello, aún hoy se estampa en cada pieza para autentificar su procedencia.

También la emperatriz granadina Eugenia de Montijo los introdujo en los menús de la corte de Napoleón III.

Origen del Jamón Serrano en Trevélez

Sabemos que el jamón de Trevélez (junto al de casi todos los pueblos de la Alpujarra Alta) siempre gozó de gran fama. El propio Cervantes alababa los perniles granadinos de cerdo blanco, que apenas estaban salados gracias a su singular curación. Según afirman los expertos, el clima de esta ladera sur de Sierra Nevada permite el desarrollo de una flora microbiana necesaria para alcanzar esta perfecta curación.

Desde aquella época se han mantenido y transmitido los conocimientos y procedimientos artesanales de selección, salado y curación del jamón.

Más del Mundo del Jamón